© Winston Morales Chavarro

XXXI

EL HOMBRE

Mashiaj es mi Pastor
nada me falta.
Me sobrarán las frutas, las hojas, las veletas,
las esferas que transitan por el éter,
el poema que crece silencioso
en el árbol prohibido y permisivo de la noche.
Mashiaj es mi Pastor
nada me falta.
Me supliré de las cosas que circundan por el mundo:
los cantos, las quebradas, las orillas
y recostaré mi espalda
sobre las piedras del desierto,
contemplaré el vuelo estrepitoso de los ríos
sobre el lienzo claro-oscuro de los valles.
En la época en que escasee la vida
Y Satanás se levante como un himno en la baraja
Mashiaj me surtirá de la frescura:
caminaré desnudo por el cosmos
como una estrella más del infinito
como un cometa sobre el lienzo luminoso de la muerte.
Y vendrán la fama y la derrota
como dos hermanas, hijas de calíope,
y no les temeré
ni huiré de ellas
porque suyo es mi pecho
que discurre como el agua
y suyo es mi paladar
que saborea la caída.
Mashiaj es mi Pastor
nada me falta;
los tres días de oscuridad
me harán reflexionar sobre las sombras;
las hormigas diminutas del desierto
no roerán un céntimo de aire,
la destrucción de las ciudades
no oscurecerán el diario florecer
de las lluvias y los astros;
y vendrá la luz con sus velos y sus danzas
-acaso mi ceguera se nutrirá de estas canciones-
y mi espada se surtirá de sus cabellos
rompiendo el abismo hacia la tierra prometida.

No hay comentarios:

Acerca del autor

Acerca del autor

Biobibliografía

WINSTON MORALES CHAVARRO Neiva-Huila, 1969. Comunicador Social y Periodista. Magíster en Estudios de la Cultura, mención Literatura Hispanoamericana, Universidad Andina Simón Bolívar, Quito. En la parte literaria ha ganado los concursos de Poesía Organización Casa de Poesía 1996; José Eustasio Rivera 1997 y 1999; Concursos Departamentales del Ministerio de Cultura 1998; Concurso Nacional de Poesía “Euclides Jaramillo Arango”, Universidad del Quindío, 2000; Segundo premio Concurso Nacional de Poesía “Ciudad de Chiquinquirá” en el 2000; Concurso Nacional de Poesía Universidad de Antioquia, en el 2001; Tercer Lugar en el Concurso Internacional Literario de Outono, de Brasil. Primer y único Premio en la IX Bienal Nacional de Novela José Eustasio Rivera. Primer Puesto en el Premio Nacional de Poesía Universidad Tecnológica de Bolívar, Cartagena, 2005. Ganador de una residencia artística del Grupo de los tres del Ministerio de Cultura, Colombia, y el Foncas, de México, con su proyecto: Paralelos de lo invisible: Chichén Itza-San Agustín. Finalista en varios concursos de poesía y cuento en Colombia, España y México. Fue Director editorial-fundador del Periódico Neiva y es co-director de la revista Índice de Literatura, miembro del Consejo editorial de la revista de literatura Puesto de Combate-Bogotá, director de la Revista Hojas Sueltas-Neiva, Corresponsal de la revista de literatura Alhucema-España Ha publicado los libros de poemas Aniquirona-Trilce Editores 1998; La Lluvia y el ángel (Coautoría)-Trilce Editores 1999; De Regreso a Schuaima, Ediciones Dauro, Granada-España 2001; Memorias de Alexander de Brucco, Editorial Universidad de Antioquia-2002; Summa poética, Altazor Editores, 2005, y la novela Dios puso una sonrisa sobre su rostro. Poemas suyos han aparecido en revistas y periódicos de Colombia, España, Venezuela, Italia, Estados Unidos, Argentina, Puerto Rico y México. Ha participado en el Primer Festival de Cultura Colombiana en Milán-Italia, celebrado en Octubre de 2000; en la V Feria Binacional del Libro en San Cristóbal-Venezuela en el 2002; en el Encuentro Internacional de Escritores en el Caribe, Playa del Carmen-México, 2002 y 2004, Encuentro Internacional de Escritores en Zamora-México, 2005, y en los Festivales Internacionales de Poesía de Medellín, Manizales y Pereira. Invitado al Festival de Poesía “Alzados en Almas” de la Casa de Poesía Silva en el 2001, al Encuentro Internacional de Escritores de Lima-Perú, 2005, y al Encuentro Nacional de Escritores, Ibagué en Flor, 2006. En la actualidad se desempeña como profesor de tiempo completo en la Universidad de Cartagena, Bolívar, Colombia.